Blog

Día de la Madre: Xiomara Cruz

Para mí, el ser madre no significa ser madre biológica, porque aunque Dios me regaló ese don y tengo 4 hermosos hijos y 5 hermosos nietos, ahora en la comunidad, en el pueblo y en todo lugar donde yo paso me dicen “Tita”. Ahora soy la abuelita de todos. Entonces, además de la maternidad que me fue dada del cielo, tengo la responsabilidad de ser esa mamá para todas las señoras que no tienen a sus madres cerca, ser la mujer que representa ese cariño de mamá, ese ‘chineo’, ese regaño, ese consejo, y para todos estos niños y niñas de la comunidad, soy “Tita”: “Tita, ¿Me regala un confite?”, “¡Tita me regañó!”, “Tita me dio comida”.

 

El orgullo más grande de mi corazón es saber que no solo voy a alimentar un niño físicamente, sino espiritual y emocionalmente. Yo no creo que un niño solo venga acá porquetiene hambre, sino que viene porque encontró algo especial. Yo sé que si yo cultivo cariño enmi corazón, lo puedo dar, lo puedo transmitir.

 

Muchas veces les ayudamos a hacer tareas, a estudiar, a aprender inglés; a las mamás, a que aprendan a cocinar, a coser. Me divido con todas las señoras y los niños a ver a quién me llevo a caminar a la playa; o sea, siempre hay algo más por hacer. No es mamá solo la que regaña y corrige, sino también la que chinea y la que atiende, y lo hago con todo el amor del mundo; lo hago de un corazón sincero.

 

Ser mamá es un regalo maravilloso y ahora una gran responsabilidad ante toda estapoblación.

Doña Xiomara, Tita es la fundadora de Alimentando Corazones en el Llanito de Guanacaste, un comedor comunitario que alimenta a diario de forma gratuita a un promedio de 40 niños y sus familias. Alimentando Corazones funciona exclusivamente por donaciones y ahora más que nunca toda ayuda es necesaria.

 

Para ayudar a Alimentando Corazones podés hacerlo escribiéndoles a su página deFacebook o directamente a Doña Xiomara a xiocruz@hotmail.com.

Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.