Blog

Andaba para Encontrarme

A mediados del 2013, partí con dos maletas y un bolso Kipling a otro continente decidida aser políglota: yo quería aprender a hablar francés.

 

En esas dos maletas y en ese bolso iba mi vida entera empacada para el próximo año, y era lo único que me llevaba de la comodidad de mi país y mi hogar.

 

Un año después, regresé con dos maletas y un bolso Kipling, hablando francés y con uno o cuatro piercings más. Mi nombre era el mismo, mi cuerpo era el mismo pero quién fue la Alexa que se montó en ese avión y quien era la que volvió parecían completas desconocidas.

 

Naturalmente, en esos meses que estuve a 8.512 kms de mi país, lejos de mi idioma, mi familia, mi comunidad y todo lo que había conocido hasta ese momento, no me quedó de otramás que lanzarme y darme a la tarea de ser mi propia mejor amiga. Y en ese camino conocí auna persona increíble.

 

¿Quiénes somos si no tenemos alrededor nada de lo que (diariamente) nos define?, ¿Quiénes somos si dejamos atrás nuestra familia, nuestro país, nuestros amigos y amigas, nuestra pareja, estudios, trabajo, barrio, rutinas? ¿Qué queda de nosotras cuando nos despojan de todo esto?

 

A mí me llegó la respuesta antes que las preguntas. Así que, para hacerles el cuento corto lescomparto lo que encontré (y sigo encontrando):

 

Lejos de todo lo que conozco descubrí que soy aventura. Aventura que quiere descubrir cosas nuevas; indagar, preguntar. Soy discusiones que se extienden hasta la madrugada, debatiendo sobre si la vida es un simple sueño. Soy revolución. Soy filosofía, que cuestiona elporqué estoy aquí, y se pregunta ¿Hacia dónde vamos y de dónde venimos? Soy la satisfacción que me da sentarme alrededor de un fuego con personas que amo y hablar sobre sus miedos, sus aspiraciones, sus historias. Soy la satisfacción que me da tomarme un chocolate caliente mientras me acurruco con la persona que amo. Soy las ganas que tengo de pintarme el pelo de colores y de rayarme el cuerpo con el arte que me enciende. Porque si soy la casa de esta alma, ¿quién me va a decir que no puedo decorar las paredes?

 

Descubrí que soy arte, que me hace querer expresar las mil y un ideas que brotan en mí. Soy los cien intereses que tengo. Soy todas las páginas de poesía que he escrito y las noches quehe llorado preguntándome si hay algo malo en mí. Soy vida enamorándose cada vez más de ella misma por estar descubriéndose poco a poco. Soy travesuras y errores, millones de estosúltimos, que a fin de cuentas terminan siendo mis mejores profesores. Soy escuela y soy estudiante. Que aprende y enseña con su diario vivir. Soy mi fuerza de voluntad compuesta por una manada de bisontes y soy también mi inseguridad. Soy feminismo, que rechaza toda concepción pasada de lo que se ha catalogado a la mujer ser. Soy mujer. Soy creadora de vida. Soy intuición y corazón. Soy ganas de vivir rodeada de tan solo lo necesario y personas que me aman. Soy el océano y soy todas las enseñanzas que he tomado de él. Soy superstición. Soy ese amor que siento por mí misma. Amor por como no tengo miedo a decir lo que pienso. Soy amor por las locuras que invento, por las canciones que grito, por los chistes que hago. Soy el sueño de vivir en movimiento, brincando de ciudad en ciudad. Soy todavía esa esperanza apagada de que el matrimonio puede perdurar lleno de amor y que la fidelidad y confianza no son leyendas.

 

Decidí creer que las personas se levantan cada día y quieren dar lo mejor. Decidí creer que lacomunicación puede ser nuestra salvación y que vale un pepino lo que la gente piense de mí.Y creo con cada fibra de mi ser que no hay cosa más sana, ni cosa más buena que cada quien haga lo que le dé la gana.

 

Descubrí en mí el poder de intentar y cambiar porque quiero estar en paz con fallar; y la generosidad porque peleo contra mi egoísmo humano cada día. Encontré la felicidad en mí compañía, porque viví lo oscuro que puede ser la soledad. Resignifiqué sobre lo que es tener fe y sentir a Dios porque casi pierdo la mía y sé lo duro que es estar roto y en necesidad. Descubrí en mí una gratitud profunda porque la carencia no me dejó nada. Y lo más importante que descubrí es que quién no puede apreciar quién soy no merece un campo en mi vida y quien desea cambiarme, no vale la pena tenerle cerca. Y he aprendido que si nadie aprecia lo que soy, yo siempre voy a tomar orgullo en lo que la vida me ha regalado ser. Y es por eso que amo ser lo que soy.

 

Y vos, ¿quién sos?

Alexa se define como una apasionada del crecimiento y la exploración personal y es fiel creyente de que el autoconocimiento potencia nuestras capacidades en todos los ámbitos dela vida. Desarrolló Alma Sana, un emprendimiento y comunidad de salud mental enfocado en informar y psicoeducar a la mayor cantidad de personas a través de las redes sociales y tecnologías de información. Es licenciada en Psicología, graduada con honores de la Universidad de Costa Rica. Cuenta con una especialidad en Terapia Racional Emotiva Conductual del Instituto Albert Ellis de Nueva York y su tesis de licenciatura es candidata parapublicación en la Revista Clínica y Salud del Colegio Profesional de Psicólogos de Madrid.

 

Podés seguir a Alexa en Instagram.

Si querés recibir en tu correo más historias de mujeres poderosas que estén luchando por un cambio en la sociedad y que inspiren a otras a hacer lo mismo, suscribite al newsletter de Círculos 3:33 aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.